Personal | Es callada, tímida, inocente y tiene la mirada.. o Carta a mi yo de 17 años

Hace unos meses, con motivo de su cumpleaños, Ventana Variable publicó el post ¿Qué le dirías a tu yo de 15 años?, desde entonces he pensado en cual será la edad a la que me gustaría regresar para charlar conmigo misma.

Ahora, un mes previo a mi cumpleaños número 27, me pongo en modo nostálgico y trato de ubicarme una década atrás, recordando como era a los 17 años y que me podría decir.

Recuerdo que en aquella época estaba en la preparatoria y seguía con esa ansiedad por experimentar dramas amorosos que me quedó de la secundaria, esperaba el estreno de la quinta película de Harry Potter y tenía un gato de nombre Sirius, que era el gran amor de mi vida.

Ahí va:

 

17-parte-2
El clásico gesto adolescente, “trompa de pato” escuchaba por aquellos días..

 

 

¡Hola, yo de 17 años!

Te llevo diez años de diferencia, los cuales son tan lejanos para ti como para mí.

Quisiera decirte algunas cosas que podrían darle un poco de calma a tu alma inquieta, pero reconozco que cuando yo era tú, nada era más emocionante que caminar más de 20 cuadras, platicando con tu mejor amiga de dimensiones alternativas donde existían Harry Potter y todo su mágico mundo.

Primero, te puedo asegurar que los chicos no lo son todo en la vida. Ya no te preocupes por los dramas del corazón, mejor lee más y date la oportunidad de descubrir a autores como Carlos Monsiváis o José Emilio Pacheco, que aún estaban con vida en 2007.

¡No te pintes el cabello! En diez años solo desearas pintarlo de negro para que las canas no se noten. Sí, tendremos canas antes de los 30. Y déjate de sacar la ceja como “chola”. 

Escribe. No reniegues cuando te digan que lo haces bien, es algo que debemos pulir, porque te va a servir mucho cuando tengamos el trabajo de nuestra vida. La fotografía es curada, pero debes de admitir que tienes algo con la lengua escrita.

Si vas a quedar en la Universidad, pese a tus deseos de salir corriendo de esta ciudad, pero a la vez tendrás un pequeño receso donde podrás agregar tu primera experiencia laboral en la vida.

No te puedo pedir que no hagas dramas, porque te encanta enamorarte como lo hacen las mujeres inteligentes -cuando leas a Ángeles Mastretta lo entenderás- y romperte el corazón tú solita. No te vas a casar con el Ingeniero, ni serás madre soltera antes de los 25. Ni siquiera estás segura de que quieres tener hijos. Hemos cambiado mucho.

No dejes de amar a los gatos, son lo más hermoso del planeta. Sirius no será eterno, aunque tendrás otros hijitos igual de bonitos, pero disfruta mucho los ratos buenos que tienes con ese gato amargado porque lo vas a extrañar mucho.

Conocerás gente extraordinaria durante estos diez años, algunos se quedarán, otros se tendrán que ir. Disfruta a tus amigas y amigos, procura ser directa y no dejar malentendidos a medias. Pero en verdad nunca vas a estar sola, ellos siempre estarán ahí para ti. Al igual que nuestra grandiosa Señora Madre, quien será siempre nuestra más grande fan.
Y sí, seremos felices. Tendremos nuestra época de empoderamiento femenino, #soysola y cosas por el estilo, nuestros gustos musicales mejoraran bastante y te pondrás esa triqueta que tanto anhelas en uno de tus antebrazos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s