Punto 10 |¿Por qué leer a Julio Cortázar? o Agosto, el mes de los Cronopios

Cortázar

Apenas inicia el mes de agosto y solo puedo pensar en celebrar a mi escritor favorito: Julio Cortázar.

Hace unas semanas compré un libro de Julio Cortázar, una especie de enciclopedia ilustrada sobre él, que no pude evitar hojear a los minutos de haberlo adquirido -antes de llegar a la oficina-.

Luego de presumirlo en redes y proyectar la gran felicidad que esto me causaba, G me cuestionó mi gusto obsesivo por este escritor.

Sinceramente, nunca sé que responder. Esta vez no fue la excepción.

Primero me pidió que le explicara mi amor hacia él.

Tardé unos minutos en aclararme a mí misma la respuesta. Recordé esas tardes, cuando tenía 18 años, y tuve mi primer acercamiento con sus relatos breves, en el primer tomo de tres de la antología que tengo.

Cuando termine el primer tomo, pensaba muy seriamente en conseguir el resto de la antología y continuar leyendo a Cortázar. Luego, investigue sobre él, conocí la cara de quien escribió esas letras y encontré un nuevo amor platónico.

Cada página leída y ese porte de galán por accidente -sobre todo en sus primeras fotografías en París- hicieron que la semilla de la admiración se desbordara.

La segunda pregunta, ¿cuándo fue la primera vez que escuche de él?

Creo que hasta ese momento, en el que le plantee a un compañero de mi empleo de aquel entonces -en una librería- mi deseo por leer más literatura escrita original en español, yo no tenía idea de quien era Cortázar.

Sacó el libro de la estantería y me dijo -deberías leer cuentos- y entonces leí cuentos, adquirí más compilaciones de cuentos y relatos breves de otros escritores, pero los más impresionantes fueron los de Cortázar.

Lo que lleva a la tercera y última cuestión, ¿qué tienen sus cuentos que no tengan los de otros escritores?

Cada cuento es un estilo diferente, de una página a otra se pueden disfrutar de distintos géneros. La diversidad en sus letras lo hace único. No se encasilló en un estilo y se dio el lujo de experimentar con la literatura.

Después de dos tazas de café, no se me ocurre un argumento más que agregar a este manifiesto. Solo me resta darles la bienvenida a este grandioso mes y poder cumplir con los festejos dignos para este personaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s