Punto 4 | De las librerías en Tijuana y comprar en internet

tumblr_nit1y331ZR1rsdcdko2_540

foto de Tumblr. Yo quiero que me atienda un librero así de mono 

El otro día me encontré con una entrada muy buena en el blog Otro blog sobre libros, donde la blogger nos expone las razones por las que es mejor ir a una librería pequeña que adquirir tus ejemplares por internet.

En lo personal la apoyo, pero en la práctica le quedo debiendo.

Tijuana cuenta con pocas librerías que sean atendidas por sus propios dueños.

Sólo cuento con una experiencia agradable en la que el dueño de una librería me recomendó un libro y no fue en su local, sino en su stand en la feria del libro, creo que por allá de 2007. Era la época en la que estaba traumada con Jesús Blancornelas y me leía todo, o casi todo, que fuera escrito por él. De ahí que tenga cuatro ejemplares de su autoría. En esa ocasión buscaba uno en específico que no tenían y antes de que siguiera buscando, el señor se acercó a mí y me recomendó otro titulo que desconocía pero que era del mismo autor. El libro me gustó bastante y le agradezco en el infinito el gesto.

Luego de eso, trabaje en una librería pequeña donde el dueño pocas veces se paseaba por el local. Llegaba temprano, subía a su oficina y no lo veíamos hasta la hora de la comida, que era cuando se iba a su casa. Por las tardes regresaba a enclaustrarse de nuevo hasta la hora de cerrar. En los casi ocho meses que estuve ahí nunca lo vi interactuar con los clientes. Era el encargado quien se dedicaba a las relaciones públicas y recomendaba libros cuando el cliente era agradable. Pero es el dueño quien es considerado pilar de la cultura de la ciudad, cuando lo único que hizo fue venir de otro país a hacer dinero aquí (pero esa es otra historia, muy muy personal).

Pero si existe una persona en toda Tijuana que atiende con mucho gusto personalmente a sus clientes. En este caso me refiero a René Castillo de El Grafógrafo, librería pequeña y cálida ubicada en el Pasaje Rodríguez. Es el único local que encuentras abierto todos los días respetando su horario. Las pocas veces que me he pasado por su local no he adquirido nada, pero he sido testigo de la sencillez y humildad con la que se dirige a sus clientes. No dudo que sea de esos buenos dueños, como los que menciona Anna, que te hacen una ola cuando entras y buenas recomendaciones literarias.

Pero casi no puedo pasarme por ahí porqué me queda lejos de mi ruta habitual.

Desde que existe Gandhi en la ciudad me he hecho cliente frecuente (y deberían darme una maldita tarjeta de regalo por eso), pero nunca salgo del todo contenta del lugar. Los empleados a veces suelen ser muy prepotentes, te miran con su aire de nerd consumado y si te hacen recomendaciones es para ganarse la comisión por vender la novedad literaria del momento. Regularmente cuando voy, llevo mi lista mental de titulos y me hago la clienta autónoma: tomo el libro, lo pago y me voy. La última vez salí de pleito con la cajera y otro empleado que no me quisieron aceptar una tarjeta de dinero electrónico por creer que eran vales.

Lo que me llevó a tener mi primera experiencia comprando en línea (y pague con la misma tarjeta que me rechazaron en sucursal jajaja). Fui medianamente feliz y tal vez repita la experiencia con tal de evitar la deshonra de volver a la sucursal.

También existe la posibilidad de comprar libros usados o nuevos a simples parroquianos que buscan el sustento haciendo ventas por facebook. En esta ocasión sólo he tenido la experiencia dos veces, pero aquí no existe una interacción cálida. La cosa es curiosa, posterior a ser partícipe de un pequeño debate (que a veces termina en una suerte de competencia, que asemeja a esas escenas de película donde varias mujeres se arrebatan las prendas en alguna venta nocturna), el vendedor elige a quien tenga mayor disponibilidad para comprar el libro, te citas con él o ella, llegas al lugar a hacer el intercambio y luego cada quien se va por su lado. Luego si quieres se pueden eliminar/bloquear de facebook y como si nada hubiera pasado.

Todo por falta de librerías pequeñas en la ciudad.

Sé que los tiempos no están para poner negocios dedicados a las artes, con la inseguridad y la crisis económica. Pero si desearía que tuviéramos más librerías pequeñas, más lugares cálidos donde se tuviera el gusto de poder sentarte a leer y adquirir libros. Ya no pido bibliotecas, porque sé que las hay, aunque están descuidadas y no tienen la difusión que necesitan.

Si conocen librerías pequeñas en Tijuana que no sean Libroclub, El Día o Cristal, les agradecería que me las recomienden. No importa si son de libros usados o nuevos. Quisiera realizar una entrada recomendando los pequeños negocios de la ciudad que fomentan el amor por la literatura.

Anuncios

Un comentario sobre “Punto 4 | De las librerías en Tijuana y comprar en internet

  1. Siempre es un gusto encontrarse con otros que al igual que uno, se emocionan al encontrar esos tesoros que son las librerías (sobretodo las pequeñas). Contento y triste al mismo tiempo por tu reflexión, pues pinta la realidad de nuestra ciudad; al final, me quedo con el buen sabor de boca de saber que siguen existiendo buenas razones para continuar trabajando, compartiendo y mejorando.

    Si bien mencionas al Grafógrafo (agradezco tus comentarios y espero ser merecedor de los halagos), ya existen en la ciudad otros espacios que aportan desde su trinchera a nuestro panorama librero, ¡y debes sin duda conocerlos! Ahí mismo en el Pasaje R., nuestro compañero Pedro de Casa Retro ha abierto la Librería Almendra este año, con todo tipo de material, y Antonio de ¨Cine T-Shirts¨, a la entrada del pasaje, donde también vende libros. Desde hace 27 años mi buen amigo Miguel Márquez ha traficado libros de toda la república y ahora está establecido en una joya de librería escondida (Libros, Café y Jazz), entre 3ra y 4ta., sobre Constitución en Zona Centro. También recientemente se establece en un nuevo espacio la Librería Berlín, con Francisco, dentro de la Plaza Revolución, cruzando la calle del Pasaje Rodríguez. Otros compañeros han abierto y cerrado librerías entre 2011 y 2014; pero por ahora estas son las que conozco que siguen operando 🙂 Además de otros espacios donde de pronto venden libros ^_^

    ¡Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s